MANTENER LA MENTE EN CALMA EN PLENA CRISIS

Actualizado: 16 dic 2020


Imagen de Gino Crescoli en Pixabay

Una situación de crisis como la que estamos viviendo; de encierro, de miedo al contagio, con una situación de paro laboral, con una reducción drástica de los recursos económicos o la falta de éstos, puede llevar a un proceso mental de ansiedad que altere significativamente nuestro equilibrio emocional y nos llene de preocupación, desasosiego e irritabilidad.


Mantener la calma en estos momentos es de vital importancia para no vernos arrastrados hacia un torbellino que nos haga permanecer en una situación de bloqueo e inestabilidad, con una lectura pesimista tanto de la situación que estamos viviendo como de la salida a esa situación, tanto a nivel colectivo como personal.


Y no se trata de obviar o de ignorar las problemáticas y las circunstancias adversas que estamos viviendo. Por el contrario, se trata de aprender a gestionar las emociones que aparecen en estas difíciles circunstancias, para poder llegar a una situación de lucidez que nos permita afrontarlas y poder solucionarlas.


Imagen de Hebi B. en Pixabay

La capacidad de activar procesos mentales positivos en situaciones límite que nos permitan proyectar soluciones y dar pasos para llevarlas a cabo supone la activación de los procesos hacia cambios reales. La sincronización social en ese sentido es importantísima y marca la diferencia de una deriva hacia ningún lado, o hacia el lado de los que tengan la capacidad de decidir y la oportunidad de abrir formas y cambios antes impensables, tomando la situación como una oportunidad para ello. Todo depende de cuantas personas sean capaces de articular esos cambios y hacia donde se dirijan. El empuje social es tan potente cuando se activa, que la historia del poder siempre ha estado vinculada al control social y mental de la población.


Es un potencial que permanece dormido ante el convencimiento individual que marca la incapacidad colectiva. Si a un arroyo van llegando gotas de agua, con el tiempo se convertirá en un río capaz de arrastrar todo aquello que intente detenerlo.


Para ser capaces de mantenernos en esa lucidez mental y lectura positiva de nuestro entorno es necesario mantenernos en esa calma. La calma que nos permite tomar decisiones adecuadas respecto al momento que vivimos para darle la solución más acertada. Calma que nos permita no quedarnos en los bloqueos y la impotencia. Calma con decisión, calma con una cierta predisposición al reto.


En principio, la respuesta ante un peligro es innata y natural en el ser humano. El cuerpo activa una respuesta de huida o lucha que nos lleva a una situación de estrés en el que sentiremos palpitación, sudoración, irritabilidad y ansiedad. Pero esa respuesta que está encaminada a una situación de peligro momentáneo, más vinculado a la supervivencia en un medio que, en momentos , puede ser hostil, se convierte, en las sociedades que vivimos, en una activación constante que no nos lleva a una capacidad real de salir del problema sino todo lo contrario. Nos sumerge en un estado de desequilibrio emocional que nos puede mantener atrapados si no desarrollamos la capacidad para salir de ese entorno autoinducido.


TÉCNICAS PARA MANTENER LA MENTE EQUILIBRADA


Anclarse en el Presente


Una de las claves es anclarse todo lo posible en el presente. Cuando nos demos cuenta que empezamos a divagar sobre todas las posibles consecuencias de nuestra situación, sobre todo aquello que tenemos que solucionar y aún no podemos, y sobre todos aquellos aspectos laborales, económicos, familiares, etc que nos puedan suponer una preocupación, en ese momento tenemos que dar una voltereta mental y volver enseguida al presente, a lo que estemos haciendo en ese momento y procurar estar con todos nuestros sentidos y voluntad en ese momento, el que realmente estamos viviendo. Y repito que no se tratar de dar la espalda a las problemáticas que se nos presenten. Tenemos que tener la capacidad activa de solucionar todas aquellas problemáticas que podamos pero hay ocasiones que la solución no está en nuestras manos o que dependemos de terceras personas o que tenemos que esperar; en esos momentos, estar dándole vueltas a algo que no podemos solucionar es inútil y perjudicial. Muchas veces, las solución viene cuando somos capaces de apartar el foco mental y nos relajamos dejando trabajar a la mente.


Para tener un presente al que anclarnos tenemos que planificarlo. Hacer una planificación de nuestro día a día le otorgará una finalidad a nuestro tiempo. Dividir el día en distintos momentos en los que realizaremos distintas actividades. En lo posible deberemos evitar estar enganchados a las noticias o a los programas que minuto a minuto nos cuentan los pormenores de la pandemia. Infórmate lo necesario, no más.


Cuando analicemos nuestra situación, en vez de centrarnos en los escollos que nos bloquean, vamos a ver que soluciones o salidas o partes positivas tiene.


Ejercicio


Haz ejercicio físico, adaptándolo a tus capacidades. Te sentirás mejor. Tal vez incluso no has tenido nunca una oportunidad como esta para empezar a ejercitarte. Hay decenas de páginas y personas que ofrecen entrenamiento en casa a traves de distintos canales en internet. Siempre con responsabilidad y sabiendo nuestras limitaciónes, ejercítate, suda, salta, tu mente producirá endorfinas y a medida que pasen los días y avances en el entrenamiento de darás cuenta de tus progresos y aumentarás tu autoestima.


Una de las prácticas más completas que unifica cuerpo, mente y espíritu es el yoga. Con sus distintas variantes y métodos, ofrece una serie de herramientas a través del prana (respiraración), las asanas (posturas) y la meditación que de forma integral cubre las necesidades físicas, mentales y espirituales de la persona. Aunque es muy importante en la práctica del yoga tener una buena guía y una corrección de las posturas, en las circunstancias de esclaustramiento que nos encontramos es una buena opción comenzar con la práctica online. Hay muchas personas que debido a las circunstancias están dando clases a través de internet y además en youtube hay una gran cantidad de prácticas a las que podemos acceder. Si nunca se ha practicado yoga se puede empezar por una práctica para principiante que sea fácil y poco a poco, dependiendo de como nos veamos ir subiendo el nivel.


Aquí os dejo un video de Xuan Lang Yoga con una clase sencilla para principiantes.

Escribir


Es una técnica que nos permitirá sacar de nuestro interior toda esa información que en ocasiones funciona como un torbellino. Escribir todo lo que nos preocupa, todo lo que nos venga, lo que deseamos, todas las ideas que se nos ocurran. Y luego las podemos organizar por apartados. Ver cuales son importantes. Cuales son parte de la solución y cuáles de los problemas. Ver cuáles descartamos y cuales podemos ir trabajando.


Respiración


Los ejercicios de respiración consciente nos darán una potente herramienta para el control de mente y por tanto del cuerpo.


Hay muchos ejercicios diferentes sobre respiración consciente.


Win Hof se ha hecho muy conocido internacionalmente después de demostrar con su método, donde intercala ejercicios respiratorios, meditación, con un acercamiento paulatino al frío a través de duchas y baños, que puede controlar sus sistema inmune. Tiene varios records mundiales de permanencia en frío y ha sido estudiado, tanto él como alumn@s suyos, por parte de varias universidades.


En este video Win Hof explica su método respiratorio. Es perfecto si quieres iniciarte y tiene la opción para poner subtitulos en castellano.

El yoga es una práctica que nos ofrece diferentes métodos respiratorios para calmar nuestra mente. La respiración se convierte en el motor que nos otorga energía y control por lo que tener un buen control sobre ella es imprescindible para nuestra salud física y mental.


A continuación os dejo un video donde de forma precisa se explica como realizar la respiración yóguica o completa.


Meditación


La meditación es una práctica que conlleva el control de la mente asociado a un estado de relajación y tranquilidad. Hay muchos métodos de meditación. Es importante destacar que hay que olvidarse de esa creencia muy extendida de que para meditar no hay que pensar. Esta idea de que para meditar hay que dejar la mente en blanco y evitar cualquier pensamiento es causa de frustración y de que mucha gente deje la práctica al poco de comenzar.


Como dice Jume Yoga, meditar es como sentarse delante de un río. El río de nuestra mente. Por ese río bajan troncos que son nuestros pensamientos. En la práctica lo que intentamos es alejarnos de nuestro fluir mental continuo y verlo como un espectador que es capaz de mantenerse al margen. Cuando nos dejamos llevar por un pensamiento es como si subiéramos a un tronco y nos dejáramos arrastrar por la corriente de nuestra mente. Cuando eso pase solamente tenemos que bajarnos del tronco, salir del río y volver a sentarnos frente a él. El proceso, como todos los procesos de aprendizaje, lleva su tiempo. Los pensamientos están ahí y esforzarse por eliminarlos es agotador y contraproducente además de una mala praxis. Lo que hay que intentar es no dejarnos llevar por ellos. Llegan, los ves y los dejas ir. Esto no se consigue a la primera, ni a la segunda, ni a la tercera… Además, el hecho de meditar conlleva en sí todo el proceso. Cada vez que somos conscientes que hemos perdido la atención damos un paso en el aprendizaje, sin prisas, cada persona con su particular avance, sin pretender levitar en la segunda sesión.


Para enfocar la mente se suele poner atención a la respiración, se cuenta, se recita, etc. Hay distintas formas de meditar. Cada persona tiene que buscar la que más le guste y se adapte a ella.


Os dejo una meditación guiada perfecta para personas que quieren empezar a meditar realizada por Xuan Long.


0 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo